Vivir más con menos puede parecer algo contradictorio, pero créeme si te digo que no es así. Tener menos cosas te ayuda a ser más. Y si eres madre como yo, sabrás que la maternidad consiste en ser más y tener menos.

Transmitir estos valores desde la infancia son básicos para un buen desarrollo cognitivo y emocional y en casa se pueden reducir muchas cosas que tenemos, y que realmente no necesitamos. Desde los juguetes hasta la ropa.

A partir de hoy voy a redactar una serie de posts en los que te mostraré las claves básicas para simplificar el armario de tus hijos, salir del caos de la compra de ropa y reducir el número de prendas sin perder vuestro estilo (el tuyo y el suyo ;-)).

Se trata de construir el armario cápsula ideal para cada temporada, con las prendas imprescindibles y añadiendo sólo prendas nuevas cuando elimines otras, o bien porque le han quedado pequeñas o porque no las puedas arreglar. Así conseguirás un fondo de armario práctico, versátil y con estilo.

Simplificar el armario de tus hijos (y el tuyo) es un proceso que requiere una atención plena y es bueno hacerlo poco a poco en las épocas en las que se acerca el cambio de armario. La primavera está a la vuelta de la esquina. Así que si te animas a simplificar el armario de tus hijos, estaré encantada de que me acompañes durante este proceso y compartas tus dudas y objetivos cumplidos, abajo en los comentarios o por e-mail. Como tu prefieras.

Ten en cuenta que un armario minimalista para niños tiene menos ropa que uno de adultos. Te lo digo por si lo quieres aplicar a tu armario también. Las bases son las mismas, pero en otro post, más adelante, te contaré las pautas también para ti. De momento, puedes empezar por el de tus hijos y así vas practicando para cuando llegue tu momento. ¡Te resultará mucho más fácil!

Para empezar, lo mejor es tomar conciencia de lo que significa minimizar el armario de tus hijos y para ello te voy a contar los 5 factores a tener en cuenta para hacer del armario de tus hijos, un armario minimalista.

Ordenado

Un armario desordenado y lleno de prendas que no se ponen nunca es un gasto de dinero, energía y de tiempo. Para evitar los dramas de las mañanas, el orden te ayudará a poner paz en su armario y a que no quiera siempre la misma camiseta o el mismo vestido.

Se puede vestir bien sin prisas de buena mañana. Un buen truco que uso yo con mis hijos es escoger la ropa juntos cada noche. Es más entretenido, si, pero te evitas discusiones de primera hora y empiezas el día con buen pie. ¡Te lo aseguro!

Además el orden te ayudará a saber lo que tienen y lo que no tienen, lo que les falta y lo que realmente necesitan.

Pon fin a las compras emocionales

Sí, somos humanas y muchas veces la tentación está a la vuelta de la esquina o a un clic. Pero sólo hace falta hacerse tres preguntas antes de hacer cualquier compra. ¿Realmente lo necesita? ¿Con qué lo puedo combinar? ¿Qué voy a sacar de su armario a cambio?

Yo lo que hago es limitarme a comprar sólo cuando necesitan algo. Y cada temporada hago un mini inventario (lista) de lo que les hace falta. Y eso es lo que compro.

Un armario minimalista para niños puede constar desde 12 a 14 prendas, hasta 33 (algunos expertos dicen que 40) las recomendadas para un adulto. La diferencia es grande, pero no te quiero presionar para que hagas una o la otra, ya que lo bueno es tomar conciencia para empezar poco a poco y te puedas adaptar a tus necesidades y a tu realidad. En estos números no se contempla la ropa interior, los pijamas ni la ropa de deporte (clases de baile o entreno de futbol por ejemplo).

No te obsesiones con estos números ahora. Tómalos como una orientación y más adelante, en siguientes post verás como no es tan difícil llegar a estos números.

Práctico y flexible

Hacerme la vida más fácil es algo que intento a diario y con la compra de ropa para mis hijos también. Conozco las marcas que les sientan bien, las que les gustan más y su tallaje. ¡Un tema importante!

De esta manera mantengo su estilo, combinando prendas básicas con las prendas que sé que van a ser sus favoritas de la temporada.

Lo bueno de un armario cápsula es que cuente con prendas que combinan entre sí, para sacarle mucho más rendimiento.

Para ello lo mejor es comprar conjuntos de camiseta y pantalón o falda, que a la vez puedan combinarse con otras prendas. Así, conseguirás más de un look para una misma semana.

Aquí también entra en juego la paleta de colores que escojas. No me refiero a que todo sea verde o todo rosa, sino más a las tonalidades. Yo soy más de colores neutros y los armarios en casa van en este sentido. Esto no quiere decir que si eres de colores neutros, no le puedas añadir un toque de color, ¡al contrario! Sólo deberás asegurarte de que combina con otras prendas y así te garantizas que la usan y no se acaba quedando en el fondo del armario.

Sostenible y ético

Cuando compro ropa, pienso en la vida útil de cada prenda y lo que haré cuando ya nos les sirva. Ya sea guardarla en el armario hasta que el pequeño la pueda hacer servir, darla a sus primos o amigos, donarla o llevarla al contenedor de ropa.

¿Sabías que los españoles tiramos 6,6 kg de ropa al año? Tenemos mucha más ropa de la que necesitamos. Y los niños también. Es mejor que tengan menos ropa, que les dure más, que tener mucha que al primer lavado ha perdido toda su gracia o ha dejado florecer bolitas por doquier.

Además mis compras son cada vez más conscientes y apuesto por marcas que tienen los mismos valores que los míos. Apuesto por ellas y me siento mejor. Y a la larga, consigo ahorrar. Porque aunque parezca que no sea posible, comprar barato al final sale caro. No sólo para la economía familiar, sino para el planeta y la gente que hace la ropa de nuestros hijos.

Así que yo, lo tengo claro. Prefiero que tengan menos ropa, pero mejor. Y de paso aprenden el valor de las cosas.

También debes tener en cuenta que si tienes menos ropa, la tendrás que lavar más a menudo. Así que como de mejor calidad sea, mejor y más te durará, a ti y a los que la puedan usar después.

Ser una consumidora consciente significa pensar en el impacto de nuestras compras, incluso más allá del tiempo que puedan pasar en nuestro hogar. En definitiva, se trata de que encuentres marcas que ofrezcan buena calidad dentro del rango de precios que funciona para tu familia.

Cómodo

La ropa cómoda es sinónimo de independencia y de juego libre. Y este tipo de ropa debe ser de materiales suaves y lo más naturales posibles, para que se adapten bien a todos los movimientos que les esperan 😉

Por eso yo priorizo el algodón en prácticamente la mayoría de sus prendas y el algodón orgánico siempre que es posible. Además, si la ropa es cómoda también facilita que se vistan solos a partir de cierta edad, y que cuando sean más pequeños los puedas vestir y desvestir con más facilidad.

El proceso de simplificar tu vida y empezar por el armario de tus hijos es eso, un proceso. Así que sigue este blog o apúntate a la newsletter si quieres que hagamos juntas este proceso. Prometo ser lenta, sin prisas pero sin pausas, y escuchar todas tus dudas y observaciones. Juntas llegaremos más lejos.

Anuncios
Escrito por:biobuu.com

One response to “Los 5 secretos de un armario minimalista para niños

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s